Dracula

Cuando dices Dracula, te refieres a una leyenda. Pero al decir Dracula, prácticamente te refieres al personaje histórico, literario y folclórico, Vlad Tepes.

La base de esta historia viene de la costumbre de esa época, que los ganadores tenían, de beber la sangre de los perdedores.

Vlad Tepes fue el gobernante de Valaquia y nació en Sighisoara en 1431. Su padre, Vlad Dracul fue caballero en el Orden del Dragón, orden que tenía como meta la expansión del Imperio Otomano. Su hijo tenía en todas sus banderas, monedas y sellos el símbolo del Orden del Dragón – una cresta de dragón y una cruz, símbolo de cristianismo.

Dado su fama, Vlad Tepes fue elegido por el escritor Bram Stoker como héroe principal en su obra en 1897. El describía Transilvania con el castillo de Dracula, como una región en medio de bosques obscuros. Esta leyenda se convirtió en tema por más de 750 películas, prácticamente la fama del Empalador siendo más grande por toda América que en su país.

Vlad Tepes con su marca de Dracula o no, fue un ejecutor muy cruel, famoso por su manera de castigar su gente. El empalamiento era un ejecución muy cruel, la victima siendo atrapado en un cabello fuerte, gruesa como un brazo humano. Su dureza viene desde de su infancia, porque como niño vivió como prisionero de los turcos. Su familia fue asesinada, mientras un turco le contaba cómo y cuanto sufrieron sus parientes.

Vlad Tepes fue muy respectado por su gente porque sus estrategias contras los turcos eran muy eficientes. También era una persona que no podría tolerar la injusticia y que construyo barios monasterios mientras fue gobernante.

La muerte de Dracula aun no está clara, barios leyendas tejándose a su alrededor. La más popular es la hipótesis que fue asesinado en Bucarest en una batalla contra los turcos en Diciembre 1476. También dicen que cayó en una trampa de los señores de Valaquia. Pero que ha pasado con su cuerpo? Los históricos atestan que fue llevado en el Monasterio de Snagov, pero su cabeza fue transportada hacia Constantinopol como una prueba que la gobernación del espantoso Empalador termino.

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú